#cookieChoiceInfo { Display: none: }

lunes, 5 de diciembre de 2011

BRIOCHE



Parece que el origen del Brioche es francés, es un tipo de bollo de masa esponjosa  enriquecida con mantequilla y huevo.

Su delicado paladar casa bien tanto con dulce como con salado.

En las fechas que se aproximan sería un buen acompañamiento para un chocolate caliente, mermeladas o fiambres, como el jamón cocido, lacón, etc.

Le podemos dar diferente formas, de bollito o otras más elaboradas como esta que he preparado y me gusta bastante.

Para completar su presencia se puede decorar con azúcar granulada, simplemente mojando con unas gotas de agua un azúcar blanquilla normal y colocándolo sobre el brioche después de pintarlo con huevo batido y antes de introducirlo en el horno

Ingredientes:
500 gramos de harina de fuerza
20 g de levadura seca de panadero
100 g de azúcar
1 cta. de esencia de vainilla
2 huevos
80 g de mantequilla sin sal
220 ml de leche
1 huevo
1 o 2 Cdas  de azúcar (para la decoración)

Elaboración:
En un vol echar la harina con la levadura disuelta, en el medio un poco de leche tibia, el azúcar, los huevos y la esencia de vainilla. Empezar a amasar para mezclar los ingredientes. A continuación, agregar la mantequilla, que tendremos a temperatura ambiente, continuar trabajando la masa. Empezar ahora a agregar la leche poco a poco para que vaya absorbiéndola la masa.

Una vez que todos los ingredientes se mezclan, seguir trabajando hasta obtener una masa lisa y elástica. Dejar reposar la masa 2 horas. A continuación, amasar otra vez un poco y dividir en las porciones que creamos necesario dependiendo del tamaño que deseemos.

Dejar reposar de nuevo unos 30 o 40 minutos e introducir en el horno a unos  160 º durante 15 minutos o hasta que veamos que toma un tono dorado.

Dejar enfriar y servir al gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y a tí... ¿Te gusta esta receta? ¡¡Me encantaría saberlo!!