#cookieChoiceInfo { Display: none: }

viernes, 31 de agosto de 2012

PASTEL DE MERLUZA CON CHAMPIÑONES


 

 

Una deliciosa manera de comer pescado es en forma de “pastel”, su presentación queda de lo más vistosa, y gustará a todos los integrantes de la familia, a los niños porque ni se darán cuenta de que comen pescado y a los mayores porque es muy cómodo no tener que preocuparse por las espinas, que en este rico pastel no aparecen por ningún lado.

Si a ello le añadimos las muchas propiedades del pescado blanco, no habrá escusa para no probar este rico manjar, que además podremos preparar con antelación y comer tanto frío como caliente.

Sólo, o acompañado por alguna salsa, como una deliciosa mayonesa casera o salsa rosa.

La merluza es un pescado blanco de paladar muy fino,  rica en hierro, calcio, potasio, zinc, magnesio, sodio, yodo y vitaminas como la B1, B2, B3, B5, B6, B9, B12, K y E.

Es un alimento bajo en grasa y con sólo 63,90 calorías por 100gramos.

Además en esta receta la acompañamos de otro alimento lleno de cualidades como los champiñones, que son ricos en vitaminas del grupo B y E; también son una rica fuente de zinc.

Aportan tan sólo 25 calorías por cada 100 gramos, además de ser una buena fuente de fibra, que ayuda al tránsito intestinal, a la vez de ser un alimento saciante.

Esta es una receta fácil de preparar hasta para los cocineros principiantes, por lo que os animo a hacerla, no os arrepentiréis!!
 

INGREDIENTES:

1 Merluza mediana

1 cebolla

¼ Kg. De champiñones o una lata grande

½ taza de vino blanco

3 Cdas. de salsa de tomate

½ vaso de leche

4 huevos

Aceite virgen extra, mantequilla, sal y un poquito de pan rallado.

PREPARACIÓN:

Poner a hervir la merluza en agua fría, con un poco de sal y una hoja de laurel, cuando comience a hervir dejar unos 5 o 7 minutos. Dejarla poco hecha para que luego no esté reseca.

Escurrir y reservar.

Pelar y picar una cebolla, freír en aceite caliente hasta que esté ligeramente dorada, a continuación añadir el pescado desmenuzado y sin espinas, echar el vino blanco y dejarlo evaporar.

Dejar hacer durante unos 6 minutos para que se mezcle bien y se integren los sabores.

Por otro lado saltear los champiñones laminados a fuego vivo para que eliminen todo el agua y queden dorados.

Mezclar en un recipiente, la merluza y la cebolla con los champiñones, los 4 huevos batidos, la salsa de tomate y la leche. Añadir sal y pimienta al gusto.

Mezclar bien y echar en una fuente apta para el horno, previamente untada con mantequilla y espolvoreada con pan rallado.

Poner esta fuente dentro de otra de mayor tamaño con agua caliente (al baño María) e introducir en el horno a una temperatura de 180ºC durante unos 40 o 45 minútos.

Comprobar con una brocheta que esté hecho, dejar templar y desmoldar.

Servir acompañado de mayonesa en una salsera aparte.

SALUD Y QUE DISFRUTÉIS!!!

 


 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Y a tí... ¿Te gusta esta receta? ¡¡Me encantaría saberlo!!